Deliciosos Jarretes de cordero estofado

En este post te traemos una deliciosa receta para que le prepares a tu familia. Te vamos a enseñar a hacer unos Jarretes de cordero estofado ideales para compartir con tus amigos y familiares.

JarreteDeCordero

Ingredientes para preparar unos Jarretes de cordero estofado para dos personas

  • 1 ramita de romero.
  • 2 jarretes de cordero limpios de 350 gramos cada uno.
  • 2cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
  • 1 1/2 dientes de ajo.
  • 35 gramos de zanahoria
  • 35 gramos de cebolla
  • 35 gramos de tallo de apio
  • 35 gramos de puerro, limpios y en dados.
  • 1/2 cucharada de concentrado de tomate.
  • 1 1/2 hojas de laurel.
  • 1/4 de manojo de tomillo.
  • 125 mililitros de vino tinto.
  • 300 mililitros de caldo de cordero.
  • 250 gramos de rebozuelos.
  • 1- 2 chalotes.
  • 1/4 de manojo de perejil.
  • 2 cucharadas de aceite de nuez.

Tiempo de preparación: unos 15 minutos (mas el tiempo de cocción)

Modo de preparación de unos Jarretes de cordero estofado para dos personas

  1. Precaliente el horno a 170 grados. Lave el romero, séquelo, separe las hojas del tallo y trócelas. Unte los jarretes con una cucharada de aceite de oliva, condiméntelos con el romero y salpimiéntelos. Pele los dientes de ajo y píquelos.
  2. Dore los jarretes uniformemente en una cazuela refractaria a fuego fuerte. Retírelos de la cazuela, caliente en ella el aceite de oliva restante y rehogue unos 10 minutos las verduras. Agregue el concentrado de tomate, las hojas de laurel y el tomillo. Rocíelo con el vino tinto y prosiga con la cocción.
  3. Vuelva a poner los carretes en la cazuela, eche el ajo y la mitad del caldo de cordero. Ponga la cazuela en la segunda altura inferior del horno y hace los aretes 2 horas. Durante la cocción bañe la carne con el caldo restante para que no se seque.
  4. Lave los rebozuelos y séquelos dándole golpecitos con un paño. Pele los chalotes y córtelos en daditos. Lave el perejil, sacúdalo ligeramente para escurrirlo y píquelo. Apague el horno. Retire los jarretes de la cazuela, envuélvalos en papel aluminio y resérvelos dentro del horno apagado para que mantenga el calor. Vuelva a poner la cazuela al fuego y deje que la salsa se reduzca la mitad.
  5. Caliente el aceite de nuez en una sartén y sofría los rebozuelos y el chalote. Añádalos a la salsa, salpimiente y eche el perejil. Ponga de nuevo los jarretes en la cazuela y sírvalos.

No olvides dejar tu comentario…