Saltar al contenido

Los quesos de pasta dura: sus diferentes usos

Los quesos de pasta dura, los típicos que usamos para rallar son de diferentes tipos y reciben diferentes denominaciones: Reggiano, Sbrinz, Sardo, Romano, Goya, Provolone, Grana Pampeana, etc. Sus sabores pueden terminar de definir una comida.

Un queso de pasta dura se reconoce si es bueno por la grana que tiene, se reconoce cuando se hace un corte de manera forzada. Los quesos de pasta dura se pueden conservar fuera o dentro de la heladera a temperaturas bajas. Son ideales por su sabor dulzón y picante para acompañarlos con vinos Cabernet Sauvignon o Malbec.

Algunos de los usos que le podemos dar al queso de pasta dura:

Arroz y mezclar con queso rallado, crema de leche, albahaca fresca y alcaparras.

-Pastas: Hervir la pasta y condimentar con queso de pasta dura cortado en láminas, pimienta, aceite de oliva y hebras de azafrán.

-Pan de campo: Mezclar espinaca, ajo , aceitunas y el queso cortado en láminas.Gratinar.

Tortillas: dorar la papa rallada y luego mezclar con hebras de pasta dura. Agregar 2 huevos y hacer una tortillita.

-Omelette:Hacer un omelette con el relleno del queso de pasta dura rallado en hebras condimentado con sal y pimienta y agregado de algún tomatito confitado , con albahaca, con champignones o lo que tu imaginación ( o la alacena) te dicte.

-Hacer una picada con diferentes quesos.

Esperemos que les sirvan las ideas para disfrutar de un buen queso de pasta dura.