Saltar al contenido

Receta: Cheescake vegano

El cheescake vegano posee una mala reputación: se suele afirmar que contiene un queso “de mentira”, lleno de productos químicos y aditivos que son muy difíciles de pronunciar y tal vez más difíciles de digerir. La solución de Ashlae Warner es una mezcla de castañas y limón, la cual imita perfectamente el gusto del queso crema.

tarta-de-queso-y-fresas

 Ingredientes para el cheescake vegano: Masa del cheescake vegano:

3/4 de taza de avena arrollada

1/2 taza de nueces

2 dátiles picados

2 cucharadas de leche de almendra

Relleno del cheescake vegano:

1 1/2 taza de castañas de cajú remojadas durante 4 horas

1/4 de taza de sirope de arce

3 cucharadas de jugo de limón

3 cucharadas de leche de almendras

1 cucharaditas de levadura de cerveza

Cobertura:

5 o 6 fresas

Preparación de la masa del cheescake vegano

En una procesadora, poner la avena arrollada junto con las nueces y la sal marina. Acciónala hasta que todos los ingredientes queden bien finos. Agrega los dátiles y procesa hasta que la mezcla se encuentre crujiente. Vuelca la leche de almendras y acciona la procesadora hasta lograr una mezcla unida. Ubica la mezcla en una olla y presiona bien para que quede plana.

Preparación del resto del cheescake vegano

En una licuadora, dispone las castañas, el cirope de arce, la leche de almendras, el jugo de limón y la levadura hasta que quede una mezcla bien cremosa. Una vez realizada, colócala sobre la corteza y lleva la torta al freezer. Déjala enfriar durante aproximadamente unas cuatro horas, hasta que quede bien firme. Una vez que esté lista para servir, añadir las fresas en su parte superior.