Saltar al contenido

Secretos para que una salsa de tomate no quede ácida

A todos nos encantan las buenas salsas caseras de tomate, aquí les damos unos secretitos para que la salsa no nos salga ácida.

Secretos para que una salsa de tomate no quede ácida:

-Ponerle una cucharadita de azúcar mientras cocinamos la salsa.

Pelar los tomates.

-Sacar las semillas a los tomates.

Si seguís estos consejos seguramente vas a lograr una exquisita salsa y para nada ácida.